LA VOZ DE GREDECOR

Si, llega la Navidad y hay un montón de formas de entenderla y de vivirla, casi tantas como personas, pero con la misma esencia humana, que no debemos perder.

Cada uno de nosotros disfrutamos de la Navidad de una forma única y personal, aunque siempre de forma muy sentimental, tanto si la quieres como si la odias.

Nadie puede negar que sean las fiestas más ligadas a los sentimientos.

Para muchos de nosotros llenar la casa de Navidad es algo muy esperado y emocionante.

Decoración navideña, luces y regalos, reuniones con familia y amigos, un montón de buenos propósitos, muchas sonrisas, décimos de lotería compartidos, una casa de invierno, de rojos, de verdes, de burbujas oro o brillos plata.

Fuego, nieve, frío, mantas, vino, castañas, polvorones y brillo.

12 uvas, carcajadas y muchos besos.

Buscamos vestir nuestra mesa con el mejor menaje, manteles especiales, nos preocupamos de que nuestra mesa en Navidad sea sorprendente.

También cocinamos de forma especial, utilizando alimentos que no solemos tener en casa, buscamos recetas nuevas y nos dejamos sorprender.

Regalos, sorpresas y mucha ilusión.

Podemos verlo todo por el lado más material, el consumidor consumiendo, pero eso no es del todo cierto.

Consumir de forma responsable es un acto social.

Al comprar damos la posibilidad a muchas familias, de disfrutar de su Navidad.

Todo lo que hay alrededor de una navidad es muy especial, y si nos ponemos en ese modo Navidad vemos que es el momento de regalarnos a los demás.

Regala tu más sincera sonrisa, tu ayuda,  tu oído, tu hombro, tu compañía…regalar tiempo de valor es lo que siempre ha tenido la Navidad.

Volver a juntar familias, las reuniones de amigos que siempre encuentran la manera de volver en estas fechas, cenas de empresa donde es la única vez en todo el año que coinciden fuera del ámbito laboral…

Puedes regalar tiempo compartiendo una cena, cocinar, decorar la mesa creando un entorno romántico, unas velas aromáticas, unas servilletas que perfumas, una mirada, escuchar atentamente y un brindis que termina en beso.

Puedes regalar risas entre amigos, una reunión en casa, en el sofá con unos buenos cojines que podrás usar para que estén cómodos o para el tiro al blanco cuando la típica broma del graciosillo del grupo vaya a por ti.

Puedes regalar descanso…si regalas la mejor forma de vestir la cama, saber vestir la cama es un arte del que puedes hacerte experto siguiéndonos.

Puedes regalar  sensaciones olfativas…aromas para la ropa de casa, para las cortinas, y hacer que los días de invierno en casa sean los que mejor recuerde toda la familia.

Puedes regalar confort…una manta de sofá, unos cojines, tomar un café y ver Netflix. O Amazon Prime o HBO, o dejarte envolver entre la manta y la compañía y olvidar que suena en la tv.

Puedes ser todo lo original que quieras y disfrutar de las pequeñas cosas haciéndolo en compañía, porque en Navidad la magia existe, y la creamos regalándonos…

No olvidemos que el auténtico sentido de la Navidad es regalarte a los tuyos.

Eso es la Navidad en WONDERLAND!!!

SU DC OPINA

Cuando llegan estas fechas mi energía sube al nivel full y empiezo haciendo mi lista de deseos.

Quiero mi café americano en mi taza de lunares, que sea sin azúcar y que sea contigo!

Quiero tener proyectos y personas con las que luchar para conseguir hacer grandes, esos proyectos.

Quiero hacer planes y ver cómo se ejecutan.

Quiero tener fuerzas para luchar por lo que quiero.

Quiero que me regalen tiempo las personas que quiero, y quiero regalar mi tiempo a los que me quieren.

Quiero que el valor humano exista y que se valore.

Quiero querer a un nivel PRO MAX y quiero que me quieran igual.

Como decía mi padre…

Si eres roñoso pidiendo imagínate dando!!!

Directiva Creativa de Gredecor...su DC