LA VOZ DE GREDECOR

Parece que la situación actual nos lleva a hablar de ahorro energético… tomar el café en nuestra tacita de porcelana, en casa, pasando frío no le apetece a nadie.

Ahorro energético usando cortinas adecuadas.

Hay que entender que hablar de ahorro energético implica disminuir consumo de energía pero sin perder bienestar, que ese ahorro no suponga un cambio negativo en el resultado.

Ahora que el frío se acerca, si limitamos mucho el uso de calefacción sin tomar ninguna otra medida, en casa no estaremos tan cómodos como antes, con lo que no hablaríamos de ahorro energético, hablaríamos sólo de gastar menos.

Si por otro lado, recordamos la definición de cortina, “sistema que cubre las ventanas para poder proteger tu hogar de visión y regulación térmica”, podemos sacar la conclusión de que poner las cortinas adecuadas en cada ventana te ayudará a reducir el consumo de energía.

Podemos añadir dos datos interesantes, cuando instalamos cortinas enrollables de tejidos técnicos, creados para la regulación térmica, estamos consiguiendo hasta un 20% de ahorro energético.

Si además pusiéramos cortinas de tela forradas con ciertos tejidos (tejidos de grosores especiales), conseguimos aún más aislamiento, que finalmente se traduce en menor consumo.

Usa rellenos nórdicos para aumentar el ahorro energético

Y esto en lo que se refiere a las cortinas, pero si además añadimos que para dormir tenemos otro gran recurso que nos aporta mucho confort y más ahorro, que es el uso de rellenos nórdicos, ya sí podemos afirmar que el interiorismo textil y el ahorro energético están relacionados.

Los rellenos nórdicos están diseñados para que tu cuerpo se caliente con su propio calor, esto nos lleva a tener menos necesidad de mantener la casa con una temperatura alta durante las horas de sueño y a garantizar un descanso mucho más natural y placentero

¿Eres de los que se atreven a probar cosas nuevas? Pues acompáñanos en nuestra aventura de descubrir el interiorismo textil…

SU Directora Creativa OPINA

Soy persona de vivir experiencias, disfrutar de todo y siempre encuentro el momento para el café, y pensar que este invierno el frío y el ahorro me va a impedir disfrutarlo, me obliga a pensar que podemos hacer para evitarlo.

“Me niego a perder el confort de mi casa…”

Recuerdo recién casada con otras posibilidades económicas, y mucho frío, sin calefacción y una casa con poco aislamiento, y la solución fue poner unas cortinas forradas de muletón, que por cierto quedaron de lujo, y la brisa que pasaba constantemente por mi ventana, dejé de sentirla.

Y te voy a contar un secreto, ¡¡uso nórdico todo el año¡¡ cuando hace más frio lo pongo de mayor gramaje y el resto del año uno medio, pero, la cama me encanta como queda, ligera y con gran volumen, esas camas que te dan ganas de tirarte y dejar que  te abrace

Cuando quieras te invito a un café y te lo cuento.

Directiva Creativa de Gredecor...su DC